Venezolanos enfrentan precariedad material por grave crisis económica en el país

Venezolanos enfrentan precariedad material por grave crisis económica en el país

El politólogo Pedro Sanoja Hernández afirmó hoy que mientras el presidente Nicolás Maduro recurre al lenguaje belicista para justificar la ruina económica en que se encuentra el país, los venezolanos enfrentan una situación de precariedad material.

“Ello es absolutamente injustificable, ya que Venezuela, por sus recursos naturales y humanos, debería situarse entre las principales naciones de Latinoamérica”, precisó Sanoja Hernández, catedrático jubilado de la pública Universidad Central de Venezuela (UCV).

Sanoja Hernández, en diálogo con Notimex, dijo que a esas personas obligadas a guardar horas de fila para comprar productos de primera necesidad o que tienen que cerrar sus negocios por falta de suministros no es necesario que el gobierno les “pinte pajaritos”.

“Todo el país nacional sabe que el Producto Interno Bruto (PIB) se desplomó, porque el gobierno destruyó el parque industrial y que Venezuela ostenta el dudoso honor de ser el líder mundial en inflación con más del cien por ciento anual”, resaltó.

Añadió que con este panorama resultan poco más que ejercicios de retórica vacía las afirmaciones del mandatario venezolano sobre la “guerra económica” que vive el país, ya que este argumento comienza a desgastarse, ante la dramática situación que vive el país.

“De nada tampoco ha servido la elección de nombres orwellianos para los sucesivos equipos que tratan de lidiar con una situación económica catastrófica como el denominado ‘Estado Mayor de Recuperación Económica’”.

El analista agregó que “a Maduro se le va agotando la lista de personas e instituciones a las que usa como chivos expiatorios, y por eso ahora con los principales líderes de la oposición democrática encarcelados, ataca de nuevo al sector empresarial nacional”.

Sanoja Hernández advirtió que si Maduro insiste en huir hacia adelante y reforzar el autoritarismo en todos los campos de su régimen —social, político y económico—, llegará un momento en el que la reparación del daño no será cuestión de años, sino décadas.

“Por eso Venezuela en estos momentos debe unirse, ya que se encuentra en una dramática situación en la que es imprescindible el consenso nacional, algo que pasa necesariamente por la liberación de los opositores y el regreso a los cauces democráticos”, sentenció.